¿Cómo ayudar a nuestros hijos en los estudios?

El tiempo de ocio y juego es un tiempo igual de importante para el desarrollo de nuestro hijo que el tiempo de estudio. Los niños de todas las culturas y estratos sociales dedican un tiempo importante al juego. Al igual que los adultos, los niños necesitan un tiempo adecuado dedicado al ocio, que les permita relacionarse con adultos y con sus compañeros de edad.

padre enseñando a su hija

Cuidado con las actividades extraescolares

El tiempo que necesitan nuestros hijos para el ocio no es el mismo que el que necesitamos nosotros como adultos. Un niño NUNCA debe estar sometido a un horario de trabajo similar al de los adultos de manera que cuando finalice su jornada de estudio en el colegio tenga otra jornada añadida con diferentes actividades extraescolares. Durante el tiempo libre que tenga nuestro hijo debemos procurar escucharle y dejarle decidir con nuestra ayuda si desea o no realizar alguna otra actividad fuera del colegio. Si nuestros hijos quieren dedicar un tiempo a ver la TV o a jugar con sus amigos en su cuarto, seguramnete éste sea un tiempo bien empleado.

Mejor estudiar bien que estudiar mucho


Es mucho mejor promover que use poco tiempo al estudio bien a que esté estudiando mucho tiempo mal.
Enseñarle a utilizar bien su tiempo de estudio promoviendo un horario de estudio adecuado puede ser un primer paso, pero después, es importante también procurar que aprenda a darse descansos y tiempo libre a lo largo del día para otras actividades más lúdicas.

No le castigues con estudiar más tiempo

Otro aspecto importante es que, aunque nuestro hijo no esté obteniendo un buen rendimiento escolar, NO debemos “castigarle” sin tiempo de ocio, ya que al contrario de lo que queremos, con esto solo conseguiremos que nuestro hijo rechace aún más la realización de tareas escolares. Si nuestro hijo no logra un buen rendimiento, debemos apoyarle en su tiempo de estudio proporcionarle los apoyos que requiera, pero siempre permitirle descansos y juegos.

Aprovecha el tiempo de juego para afianzar contenidos escolares

Aprender no debe ser una actividad costosa y dura para nuestros hijos, cuanto más lúdico hagamos el estudio, más interés tendrá por estudiar y mejores resultados obtendrá. Aprender sobre nuestro entorno puede ser una actividad muy interesante, de hecho, solo hace falta observar la cara de cualquier niño aprendiendo los tipos de hojas en un parque con sus padres o profesores. Por eso, podemos aprovechar actividades de juego para proponerle actividades que impliquen poner en práctica conocimientos adquiridos en el colegio. Por ejemplo, si nuestro hijo está aprendiendo a clasificar los diferentes animales, puede ser un buen momento para realizar una visita a un zoológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *