Internet se ha convertido en uno de los pilares de la comunicación hoy en día conviertiéndose en una herramienta imprescindible tanto en la educación como en su uso para las relaciones sociales. Esto nos obliga a educar a nuestros hijos para que entiendan cuáles son las virtudes y peligros de Internet.

enseñar internet a los hijos

Sin duda, no podemos plantear la educación en relación al uso del ordenador como si fuera algo peligroso o dañino. La realidad es, hoy en día, que nuestros hijos necesitan aprender a utilizar un ordenador ya que es la herramienta fundamental que van a usar tanto para los aspectos más académicos y profesionales, como para relacionarse con su entorno. Seguramente, en algún momento tendrán un móvil que será un pequeño ordenador con acceso a internet y es preferible que hayan aprendido a utilizarlo adecuadamente a que se les haya limitado únicamente el acceso.

Lo ideal es pasar tiempo con nuestros hijos delante del ordenador. Navegar con ellos. Ver las dudas que tienen y lo que más les llama la atención. Explicarles las cosas sin miedos ni tabúes sobre lo que están viendo.

Al igual que cuando vamos por la calle y les explicamos los peligros de hablar con un desconocido, navegando por internet también se lo podemos señalar. Siempre será más efectivo el tiempo que pasamos con ellos sirviéndoles de modelo sobre cómo navegar por internet que cualquier “sermón” que les podamos dar sobre su uso.

Es importante hablar sobre la privacidad y la veracidad de los contenidos para que ellos mismos puedan entender cómo realizar una navegación por internet segura. Explicarles de qué manera algo que se publica en internet puede tener acceso mucha gente y por qué es importante cuestionar ciertos contenidos. Algunos aspectos que hay que explicar es cómo utilizar de forma responsable las redes sociales, explicarles el alcance que puede tener publicar fotos personales en internet y enseñarles el sentido de utilizar contraseñas y la importancia de no desvelarlas.

Una actitud demasiado restrictiva puede provocar un efecto rebote. Al verlo como un mundo desconocido al que no se puede acceder, al llegar a la adolescencia nuestros hijos tendrán un mayor deseo de poder navegar y encontrar “eso tan de mayores que no me dejaban ver”. Es importante normalizarlo en la vida del hogar y sencillamente, educar su buen uso.

Cómo proteger a nuestros hijos en la adolescencia

  • Explícale los riesgos de citarse con desconocidos, haciéndole saber que todo lo que se cuenta en Internet no tiene porque ser cierto y que hay mucha gente que no dice toda la verdad a través de Internet. También hay que insistir en que no vayan solos y que queden en un lugar público con más gente.
  • Fomenta el diálogo sobre hábitos de navegación y sus riesgos. Dale confianza para hablar sobre cualquier tema que aparezca en Internet, ya que es muy importante que tu hijo sienta que cuando le suceda algo extraño o que le incomode pueda decírtelo sin sentirse culpable.
  • Enseñarles a tener un comportamiento responsable, respetuoso y ético en Internet. En muchas ocasiones tienen una falsa sensación de impunidad, que les hace atreverse con actitudes más agresivas, que en la vida real jamás adoptarían. Por esto, es recomendable explicarles que, cuestiones como el ciberacoso no puede ser divertido cuando se le hace daño o se molesta al prójimo.
  • Asegurarse de que consultan antes de realizar cualquier transacción en línea. El comercio electrónico es cada vez más importante, es una buena enseñanza que se familiaricen con esta forma de comercio. No es necesario prohibirles que compren en Internet, pero sí es conveniente que consulten previamente a la introducción de datos bancarios de cualquier tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *