Hoy os dejo una propuesta para pasar tardes en casa divertidas y favorecer la creatividad y la imaginación de nuestros pequeños. 

Juego para recortar historia

El juego consiste en crear historias, mejor si son divertidas, originales y positivas. La creación de historias supone tener unas habilidades cognitivas ya complejas y una buena dosis de creatividad, el ingrediente estrella de la inteligencia. Por eso, con este sencillo juego vamos a estimular su desarrollo intelectual, a la vez que nos divertimos en casa.

¿Qué necesitamos?

  • Revistas o folletos que vayamos a tirar. Lo ideal es que tengan muchos colores, personajes, figuras y objetos diferentes.
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Folios o un cuaderno de pocas páginas

¿Para que edad es adecuado este juego?

Es un juego para niños de primaria (de entre 6 y 12 años). Cuanto más mayores, más lo tendremos que complicar y cuanto más pequeños, más van a necesitar nuestra ayuda para crear su historia.

¿Cómo se juega?

Cualquier tarde que  no vayáis a salir de casa, le puedes proponer a tu hijo (o a tus hijos) un juego muy divertido: ¡Recortar una historieta! Elegid un sitio en casa con espacio, puede ser sentados en una mesa redonda (en una mesa contra la pared no se favorece la interacción y no va a encontrar la diferencia entre ¡hacer un trabajo del cole!) o sentados en el suelo. Puedes poner algo de música divertida de fondo (bajita para que no distraiga) y mejor evita poner la tele.

Saca las revistas o folletos que se puedan recortar y dile a tu hijo (o hijos) que lo primero es recortar todo aquello que vaya a formar parte de la historia. Después, con todo recortado, hay que ir pegando en las diferentes hojas sueltas o cuaderno mientras se va creando una historia. Le puedes proponer que vaya haciendo “bocadillos” tipo cómic a los personajes para crear la historia, o, si lo preferís, se puede dejar un hueco en el fondo de cada página para ir narrando cada escena que ha creado con su collage de fotos.

Durante todo el proceso, puedes ofrecerle ayuda para recortar e ir guiando el proceso. Le puedes ir dando ideas sobre la historia, pero, eso si, deja que sea él quien haga el trabajo duro. Deja que vuele su imaginación y vaya enlazando las escenas, ¡verás qué divertido!

Una vez creada la historieta, pídele que te la cuente entera. Si hay más gente en casa, también puedes proponerle que se la cuente. ¡Ah! y no os olvidéis de hacer una gran portada y poner su nombre como autor de la historia. ¡Será su primer libro propio!

Habilidades que se desarrollan

– Conocimiento de su entorno social: Este juego supone la creación de historias con un inicio, un nudo y un desenlace. Esto supone favorecer su reflexión sobre el entorno social y su conocimiento del entorno. Potencia el pensamiento causa-efecto al tener que pensar en las consecuencias que tienen determinados hechos (¿Qué puede suceder después de…?)

– Creatividad: Realizar algo propio y original es la base de la creatividad. Una buena forma de favorecer la creatividad es comenzar por algo “inspirador” como pueden ser los recortes de una revista para fomentar la imaginación e ir creando una historia propia. ¡Permítele que su historia sea increíble!

– Autoestima: Ser capaz de crear una idea nueva es un ejercicio fantástico para mejorar la imágen que tenemos de nosotros mismos. En la infancia nuestros hijos necesitan tener la posibilidad de tener experiencias de este tipo para ir construyendo una autoestima positiva. Guardad la historieta final como un tesoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *