El reflejo del moro o la respuesta de sobresalto es una conducta involuntaria que está presente en el neonato sano y que, desaparece, normalmente, en torno a los 3 ó 4 meses.

 

¿Cómo se comprueba si el neonato presenta el reflejo del moro?

 

La comprobación del reflejo del moro debe hacerse por un profesional cualificado para ello. Generalmente, para su comprobación situará al bebé boca arriba sobre una superficie acolchada sujetando suavemente la cabeza dejando que el peso caiga sobre las manos sin levantar completamente la cabeza. De forma súbita, se deja caer hacia atrás la cabeza y nuevamente se vuelve a sujetar sin permitir que la cabeza se golpee. El bebé reaccionará con una mirada de sobresalto echando los brazos hacia los lados con las palmas hacia arriba y los pulgares flexionados. Finalmente, el bebé retrae los brazos hacia el cuerpo flexionando los codos y se relaja.

 

reflejo del moro 

 

La presencia de este reflejo del moro es un indicador de normalidad y buena salud. Su ausencia puede sugerir daños cerebrales o en la médula espinal requiriendo una evaluación médica completa.

 

A los pocos meses, el bebé perderá esta conducta refleja coincidiendo con el desarrollo muscular que le permitirá sujetar su propia cabeza sin apoyo externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *