¿Debo tomar algún medicamento durante el embarazo?

Durante el embarazo, el médico puede recomendar tomar algún suplemento vitamínico que asegure un embarazo saludable. 

El ácido fólico

Actualmente, se recomienda el consumo de ácido fólico a las mujeres durante su embarazo. Diferentes investigaciones han concluido que un déficit de esta sustancia causa problemas en el desarrollo del feto. El ácido fólico es una sustancia imprescindible en la reproducción celular y en la sístesis de los neurotransmisores (células del sistema nervioso). Si esta sustancia falta, el proceso de multiplicación celular se detiene y las células se degeneran.

mujer tomando acido fólico

 

Algunas enfermedades como la espina bífida, se han asociado claramente a un déficit del ácido folico durante el desarrollo fetal. La espina bífida consiste en una malformación por un defecto en la soldadura de los arcos vertebrales que forman el conducto dentro del cual se halla la médula espinal. Esta malformación causa una importante discapacidad motora. Por lo tanto, es importante que la mujer embarazada se realice revisiones médicas periódicas donde se evalúe si es necesario un aporte extra de ácido fólico para prevenir posibles enfermedades y trastornos en el futuro bebé.

El Calcio

En el caso de mujeres que no tienen una buena alimentación puede ser necesario un suplemento de calcio para asegurar la salud de la madre durante el embarazo. Este suplemento es necesario comenzar a tomarlo cuanto antes (incluso antes de quedarse embarazada) ya que cuando la cantidad de calcio que requiere el bebé es inferior al que tiene la madre el cuerpo utiliza depósitos de la madre pudiendo provocar poblemas oseos en la madre y aumentar la probabilidad de padecer osteoporosis en el futuro.

 

En el caso de mujeres con una dieta rica en productos lácteos no va a ser necesario tomar ningún suplemento de este mineral. Por eso es recomendable que la mujer tome tanto antes, durante como después del embarazo una buena cantidad de productos como la leche, los yogures y el queso fresco.

Hierro

La mayoría de las mujeres llegan al embarazo con un almacén de hierro deficitario y, durante el mismo, la madre va a necesitar una mayor cantidad de hierro que difícilmente podrá obtener en su alimentación diaría. Por ello, es muy frecuente que el médico recomiende a la madre un suplemento de hierro. Este consumo extra puede permitir prevenir una anemia crónica posterior y favorecer la salud del feto y de la madre durante el embarazo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *