Un recién nacido ¿puede ver? ¿cuando empiezan a oír? Al nacer parecen tan indefensos que desde luego nos sorprende que ya vengan con sus cinco sentidos. ¿Mi bebé ya me conoce?

recien-nacido

Un bebé nace con los cinco sentidos funcionando y lo que tendrá que aprender los primeros meses es a darle significado a todos las imágenes, sonidos y sensaciones que le llegan desde que sale del vientre de su madre.

La vista

Aunque existe la creencia de que los bebés no pueden ver cuando nacen, lo cierto es que es una creencia falsa. Lo que sucede es que va a necesitar práctica para poder manejar los músculos que controlan los ojos y experiencia para ir dando significado a todo aquello que está viendo.

La distancia en la que un bebé recién nacido puede ver mejor es a 20-25 cm. que coincide con la distancia que hay entre sus ojos y los de su madre cuando éste está amamantando

rimero que diferenciará serán los movimientos, el brillo y los contrastes fuertes y se sentirá especialmente atraído por los rostros humanos. En los primeros tres meses, más que coloridos estímulos, que se mueven y tienen fuertes contrastes, tu bebé estará interesado por las diferentes caras y por comprender su entorno más inmediato. Tiene mucho que aprender, las caras, asociar voces a diferentes rostros y los objetos más familiares. Al nacer, todo es un mundo nuevo y fascinante para él al que tendrá que ir dando significado.

El oído

Los bebés pueden oír desde antes de haber nacido, según las últimas investigaciones comienzan a oír en el vientre materno a partir del quinto mes de gestación. Por ello, al nacer pueden reconocer la voz de su madre y también la de su padre si éste le ha hablado al vientre de su madre. De hecho, se sentirán más tranquilos ante sonidos familiares, como una canción que haya escuchado mientras estaba en el vientre de su madre.

Aunque el bebé no pueda comprender las palabras, sí puede diferenciar entre un tono cariñoso o brusco que puede incluso provocarle el llanto. Y, al igual que prefería los rostros humanos que cualquier otro estímulo, también preferirá las voces humanas y por ello, nos puede sorprender que a veces, pueda preferir dormir en un ambiente de tranquila charla familiar que en su habitación solo.

Durante los primeros meses, aunque no pueda entender las palabras, está aprendiendo un aspecto clave, la fonética de su idioma materno. Aprende la entonación y los sonidos particulares de su idioma, lo que será el primer paso del desarrollo posterior del lenguaje.

Olfato y gusto

El bebé al nacer es sensible ante sabores y olores fuertes. Puede diferenciar entre el olor de la leche de su madre y la de cualquier otra y también distingue entre el agua sola o el agua endulzada.

El tacto

El bebé al nacer perciben las sensaciones del tacto en cualquier zona de su cuerpo. Ante ciertos estímulos del tacto reaccionan con los reflejos básicos y son sensibles a los cambios de textura, humedad, presión o a la temperatura.

No solo reaccionan al tacto, sino que lo necesitan. El contacto piel con piel de su madre les transmite seguridad y cariño. Todos los bebés se calman ante el contacto piel con piel y cierta presión cálida en el pecho de su madre. Esto es algo que no cambia con el tiempo, ¡a todos, niños y adultos, nos benefician los abrazos cálidos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *