Los padres indiferentes son aquellos que tienen un bajo compromiso en la educación de sus hijos. Generalmente son padres poco implicados en su papel de educadores y por tanto no suelen establecer mecanismos para enseñar a sus hijos ni para fomentar su desarrollo. Es frecuente que estos padres, desconozcan los avances que el niño realiza en el colegio y suelen darle poca importancia a cualquier asunto relacionado con su hijo.

niña sola

Generalmente, estos padres pasan poco tiempo con sus hijos o, el tiempo que pasan son indiferentes al comportamiento del niño. No se muestran interesados por los posibles avances y los nuevos aprendizajes que el niño va realizando y todo su tiempo lo ocupan en sus preocupaciones en otras facetas de su vida, olvidando, la faceta de padres. Los padres indiferentes, dejan, con frecuencia, el cuidado de sus hijos en manos de otros.

 

En ocasiones, los padres ausentes, que no pasan tieimpo con sus hijos, pueden transmitir una total indiferencia a su hijo. Si los padres no están, difícilmente pueden saber qué le ocurre a su hijo, si aprende, si tiene amigos o si tiene dificultades con alguna materia.

 

Las consecuencias de esta baja implicación emocional con los hijos pueden ser verdaderamente graves. Esta falta de apoyo emocional perjudica el desarrollo del niño dificultando el desarrollo de sus habilidades sociales, de sus capacidades para comprender al otro y para manifestar y entender emociones. Estos déficits en su desarrollo pueden tener como consecuencia comportamientos desajustados e incluso, antisociales. Cuando nos mostramos indiferentes ante los problemas de nuestros hijos (o sencillamente, no nos enteramos) les estamos transmitiendo que no son importantes, que no hay tiempo para ellos, lo que causa verdaderos estragos en el desarrollo de su autoestima. El resultado de este tipo de educación es que el niño se convierte en un adulto inseguro con relaciones desajustadas:

– Puede mostrarse excesivamente dependiente y apegado a los demás, que busca constantemente relaciones intensas con los otros exigiéndo a los demás tiempo y cariño constantes;

– O por otra parte, puede convertirse en un adulto desconfiado, que le cuesta tener relaciones íntimas con los demás, esquiva y esperando siempre que los demás le traicionen y abandonen.

Por ello, los niños que crecen en un entorno de indiferencia, mostrarán una baja autoestima, inseguridad y muchas dificultades en las relaciones con los demás.

 

9 Comments on Los Padres Indiferentes

  1. hola sin duda el compromiso que te.emos como padres es un reto, día a día el compromiso y queapoyo con nuestro hijos se refleja en sí mismos, atención de calidad y aún que es difícil para algunos padres dar cantidad de tiempo, el poco o mucho tiempo dedicado es importante para toda la familia,que lastima cuando alguno de los dos pierde está oportunidad por que al dia de mañana no saben que puede cambiar h su edad no siempre será ser pequeños.

  2. Tengo 36 años y pasè gran parte de tardes de mi adolescencia sola en mi casa porque mi mamà trabajaba para mantenernos. El ùnico tiempo que tenìa era para revisar las tareas del colegio y para castigarnos sino estaban hechas. Fueron tiempos muy difìciles en los que estaba feliz de estar sola porque cuando llegaba los gritos y las reprimendas no cesaban. He aprendido a no hablar de lo que siento y a callar todos mis problemas personales aparentando que no sucede nada y que estoy cansada. Me es muy díficil sentir una caricia de mi mamà sin que me moleste.

  3. Hola. Mi marido es este tipo de padre, sus preocupaciones giran 100% en torno a si mismo, su trabajo, su osio, y así…es del tipo yo-yo. A diario intento compensar esta carencia en mis hijos, pero debo admitir que en ocasiones es agotador, me ocupo de ellos 24/7, porque ademas no tengo quien más me ayude con ellos. Mis hijos son aun pequeños, 3 y 8 años, y sé que me queda mucho aun por cuidarlos, y aveces me siento tan insegura y hasta aburrida, me gustaría tener tiempo para mi de vez en cuando, no tener que servirle a nadie, solo por un día, es casi un sueño. Amo a mis hijos, y solo si mi marido cumpliera con su rol de padre, los cuidara y pusiera atención cada vez que pueda, me bastaría con que los ayude en una tarea, o los vista mientras yo me baño, por ejemplo, la vida cambiaría para nosotros, creo que hasta podría volver a enamorarme de él, pero ha estas alturas ya pierdo las esperanzas.
    La participación del padre, en la vida de los peques es igual de importante que el de la madre, tanto para ellos, sentirse aceptados, amados, acompañados…como para la madre, cuidar de los hijos es agotador, y más aun cuando se carga con una decepción como esta.
    Amen a sus bebes…apóyense el no en el otro en la crianza…den lo mejor 🙂

    • Hola quiero compartir un poco de mi experiencia contigo .
      Sin duda alguna el tiempo es un dolor de cabeza para toda mami,pero resulta más enfadoso si no cuentas con un plan de apoyo ¿Como es eso? Te diré. Yo tengo un niño con necesidades especiales y dos hijos más lo cual me complicó un poco más mi ritmo de vida ya que ellos tenían 4 y 8 años cuando nació su hermanito (con autismo) me enfrente a un desafío conmigo misma y pensé esto no será fácil, y lamentandome nada ganaré Dios dice ayúdate que yo te ayudare. Muy cierto, lo que hice fue hacer un calendario con las atividades escolares de mis hijos ,deportivas ,etc. Pero como yo también era pertenece de la familia me busque el espacio para mi mis hijos sabían ya entender y ellos entendieron cual era el día de mama y me decían mama hoy es tu día que lo disfrutes . Siempre va a ver una hora en la que puedas tener tu momento .

  4. A mi hasta ahora me pasa eso mis padres son indiferentes y no se dan cuenta si estoy bien o estoy mal… Muchas veces me cuenta fingir a los demás países si estoy bien o estoy mal… Pero para eso he conocido a grandes personas que me ha aconsejado mejor que los propios padres… Pero bueno si así dios me dio mis padres.. Aunque sea algo aprendí de ellos…

  5. Me pareció interesante el articulo, mi padre siempre fue indiferente y aún hoy lo es, créanme que fue difícil pasar una adolescencia así.Todo lo que obtuve en mi vida fue por curiosidad digamos nunca nadie me aconsejo pero pienso que dentro mio sabía lo que estaba bien y lo que no,actualmente tengo 20 años soy estudiante de ingeniería y he jugado al basket toda mi adolescencia desde los 10 años y creo que eso fue lo que me salvó de no entrar en las drogas y cosas por el estilo, he aprendido más lecciones de vida y consejos de entrenadores que de mis padres, e tenido muchas dificultades por la indiferencia de mis padres pero he aprendido que si bien la ayuda de los padres es importante también está en uno mismo como actuar Frente a no tener esta contención, y si bien un adolescente se siente perdido y es normal, tiene que refugiarse en cosas que le hagan bien a uno mismo y aprender de todo lo que le sucede en su vida y de lo que les sucede a las personas ya que un adolescente con padres indiferentes se las debe arreglar solo.

    • tecnicamente estoy viendo mi misma situacion pero solo lo del basquet es lo que no…y si uno se hace a la idea de que esta solo y en uno esta levantarse y hacer o dejarse y caer.
      diria que asta necesario ya que uno aprende de personas de muchas diferencias y tipos.no es del todo malo,si bien aveces envidio un poco cuando veo amigos que tienen una muy buena familia,tambien tengo en mente que lo que se logra solo es por mis acciones y esfuerzo.y eso es lo importante

  6. los padres deben comprometerse con sus hijos, no solamente pretender que les interesan y no desear tener problemas derivados de ellos, un hijo para toda la vida, pero justamente en la niñez y adolescencia es cuando más se requiere un padre o una madre, ambos es mejor, que se preocupen y ocupen por darle a su hijo la atención y cuidados necesarios. En mi caso fue así: no me des problemas y ya.

    • Hola al, es cierto que a menudo no caemos en la cuenta de que la indiferencia puede hacer más daño que una mala atención. Espero que ahora puedas rodearte de personas cálidas. Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *