Se calcula que alrededor de un 5% de los niños y niñas en España tienen una alta capacidad intelectual, sin embargo, son muchos los que hoy por hoy, todavía pasan desapercibidos por padres y profesores lo que conlleva que no se les está proporcionando una educación adecuada que les permita desarrollar todo su potencial.

 

niña pequeña en una alfombra de juegos

El gran desconocimiento que existe en nuestra sociedad acerca de lo que implica la superdotación hace que se hayan generado falsos mitos y estereotipos acerca de esta condición y que se confunda la superdotación con otras condiciones como son la precocidad intelectual y las personas talentosas.

 

Es frecuente que únicamente se detecten los casos de superdotación cuando el niño o niña con estas características es conflictiva en el aula generando la mala impresión de que la sobredotación es un “problema” y no una ventaja o un potencial a desarrollar.

 

Algunos casos de niños con altas capacidades intelectuales que no son detectadas acaban por ser casos de niños con fracaso escolar y mala adaptación social debido a que no se ha sabido dar respuesta a las necesidades que el niño planteaba. El niño con alta capacidad intelectual puede llegar a aburrirse en el colegio, aislarse de sus compañeros por no compartir los mismos intereses y desorientarse debido a la pérdida de interés y curiosidad por las cosas que le rodean.

 

Por todo ello, es fundamental que tanto la familia como el colegio estén alerta a los indicadores que pueden aparecer en los niños con altas capacidades para abordarlo de forma temprana y dar una respuesta educativa adecuada que promueva el desarrollo del todo el potencial del niño o niña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *