Yo definiría la llegada de un primer bebé como una especie de huracán para la vida de los papás, donde las mamás (me digan lo que me digan los papás, aquí sí lo tengo claro) se llevan la peor parte. Parece que no basta con haber pasado por un embarazo, después un parto, un posparto y una revolución hormonal que además, hay que pasar por convertirte en el blanco de todos los comentarios, críticas, opiniones y consejos que todas las personas de tu entorno quieren -con buena intención- ofrecerte. Y es que todo el mundo ¡quiere ayudar!

consejos mama

En un momento en el que la mayoría de las mujeres pasa por una etapa afectiva ambivalente -por llamarlo de alguna manera- que ya tiene hasta nombre propio: “Baby blues“, seguramente lo que menos necesita son miles de consejos que lo único que hacen es hacerla sentir más insegura, triste y, ¡cabreada!

Los temas blanco de todo tipos de consejos son tan comunes que cuando todo está más tranquilo es divertido comentarlo con otras mamás. ¡Las risas están aseguradas!

1. El tema de los gases

Es curioso que todo el mundo sabe cómo aliviar los gases de un bebé. ¡Mira, la mejor postura es tumbado para abajo! ¡No, no, si lo mejor es ponerlo como sentadito! ¡Pues yo le colocaba sobre mi hombro y mano de santo! Pero lo más curioso es que aunque un bebé suelte sus gases sin problemas, también tengas que hacer todo el ritual de expulsión de gases socialmente aceptado: “Pero, ¡no le tumbes ya! ¡si todavía no ha eructado!!”

2. El dichoso chupete

Si el bebé tiene el chupete puesto, entonces vienen los típicos comentarios: ¡Uy, le pones mucho el chupete, luego no se lo vas a poder quitar! o peor, ¿sabes que el chupete es malo no, que deforma la boca? 

De todas formas, lo mejor de todo es que si no lleva chupete todavía es peor: “¿Este niño no lleva chupete?, ay pobre, ¡pues se meterá todo el tiempo la mano en la boca!” o, “¡qué pasa!, ¿que no le vas a comprar un chupete a esta niña?”

3. La temperatura

Con si el bebé tendrá frio o calor es tremendo. A mi con esto quien más pena me da son los bebés, que yo no sé si pasarán frío o calor, pero desde luego pasan por unos cambios de temperatura tremendos: ¡Yo creo que hace fresco, tápale un poquito! ¡Uy mira, ahora da el sol, se estará asando! ¡Tiene los pies fríos, ponle una chaquetilla! (que digo yo, si lo que tiene frios son los pies, la chaquetilla poco le va a hacer)

4. El baño y la higiene

Otro tema sobre el que todo el mundo tiene opinión (y te la hace saber) es sobre las costumbres higiénicas. ¿Le bañas todos los días? Uy, pues se le va a escamar la piel. o la otra versión, ¿no le bañas a diario? A mi me parece una guarrería, ¡si se cagan encima! ¡Aunque le bañes a diario no le mojes el pelo que es muy malo!. Y luego están las preguntas que en realidad son críticas. Le echas cremita ¿no? es que le veo la piel tan sequita…

5. Por supuesto, ¡sobre la lactancia!

Yo creo que no hay un tema que genere más comentarios y consejos gratuitos que la lactancia. De hecho, con esto tendría para un post entero… qué digo para un post, ¡mejor para un blog entero! El caso es que da igual lo que hagas: lactancia exclusiva, mixta, biberón, que uses el sacaleches, que no lo uses… ¡Da igual! Siempre te dirán algo al respecto: ¡Está gorda yo creo que le das demasiado! ¡Uy, esta niña tiene hambre si es que no tienes leche! ¡Pero no le das nada con el biberón, pues vaya esclavitud! ¡Pero le das biberón, pues con la leche materna dicen que no se ponen malitos!  ¡Ah! Y el gran tema es si le das o no agua. ¡Debe ser que la leche está deshidratada! En fin, lo que digo, ¡para un blog entero!

Lo mejor ante tanto comentario es una buena dosis de asertividad, mucho (pero que mucho) sentido del humor y buscar una buena red de apoyo. Asertividad, o lo que es lo mismo en estos casos: “por un oído me entra y por otro me sale, pero con educación”, para poder tomar tus propias decisiones y hacer que lo respeten. Humor que es lo mejor para descargar tensiones. Y apoyo, si puede ser de mamás que estén pasando por la misma etapa que tú es lo mejor para no dejarse llevar por tanto comentario. Si tienes la oportunidad de buscar un grupo de mamás, ¡será de gran ayuda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *