La educación escolar es la herramienta más importante de nuestra sociedad para lograr el desarrollo integral adecuado de nuestros hijos. El acceso a una educación de calidad supone, hoy en día, un aspecto imprescindible que la administración pública debe garantizar para todos sus cuidadanos. Con la educación logramos que nuestros hijos desarrollen todas sus competencias, necesarias para afrontar una vida adulta plena y satisfactoria. La educación supone dar una mayor libertad y autonomía, aprender a pensar y a aprender y conocer el medio natural y social en el que se desenvuelve. Esta importante labor, no podía delegarse únicamente en los padres, por lo que es necesario que exista una estructura social, como la educaicón que permita que, profesionales en cada área puedan proporcionar esa verdadera educación de calidad.

madre ayuda en estudios

Sin embargo, aunque los colegios y las instituciones públicas tienen una importante tarea en este sentido, las familias no pueden olvidarse de esta tarea, dejarla en manos únicamente de el centro educativo. Sin el adecuado apoyo familiar, la tarea del colegio puede quedar en saco roto. Según las últimas investigaciones sobre el fracaso escolar, el apoyo familiar y el interés de los padres por la educación de sus hijos supone el factor más importante para prevenir el fracaso escolar.

Por lo tanto, ¿qué podemos hacer como padres para ayudar a nuestros hijos en sus estudios?

En general, como padres tenemos que darle la importancia que tiene a los estudios, tratando de hacer ver nuestro interés y preocupación por sus estudios y la vida de nuestro hijo en el centro educativo. Si nosotros no le damos importancia, no podemos esperar que nuestro hijo se la dé. Además, podemos plantear una serie de medidas concretas para favorecer el estudio de nuestro hijo y prevenir un posible fracaso escolar.

 

– Sé el primero en formarte, en leer y en tener interés por el aprendizaje

Crea un ambiente de estudio en casa

Colabora con el centro educativo

Apoya a tus hijos en la utilización de las técnicas de estudio

Realiza un segumiento de su estudio, ¡sin agobiar!

– Motiva para el estudio, no sermonees

Premia más el aprendizaje y el esfuerzo y menos los resultados

– Proporciona una ayuda pedagógica extra si es necesario

Permite también que tenga un tiempo para el juego y el ocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *