Cuando los hijos crecen un tema de preocupación es si sabrán decir NO a las drogas. Hoy en día hay en el mercado nuevas pastillas psicotrópicas que pueden afectar seriamente al cerebro con daños irreversibles, saber hacerles frente desde el principio es vital. ¿Cuándo es el mejor momento para hablar con tus hijos de las drogas? ¿Cómo hacerlo?

hablar-hijos-drogas

El momento ideal para comenzar a hablar con tus hijos sobre las drogas es cuando todavía no son adolescentes, el final de la etapa de primaria puede ser un buen momento para comenzar a hablar del tema ya que de esta manera:

  • Conocerán tu punto de vista cuando todavía no cuestionan la autoridad
  • La primera información sobre las drogas que obtienen es correcta
  • No convertirán el tema en un asunto “tabú” en el hogar

Pero, ¿cómo abordar el tema con mi hijo si es todavía muy pequeño?

Efectivamente, a los padres nos parece pronto para empezar a hablar del tema ya que les vemos pequeños y tenemos miedo a confundirles. La mejor manera es tratarlo de la forma más natural posible, de forma que adquieran cierto respeto por su propio cuerpo y su salud. Os dejo aquí alguna idea que os puede ayudar:

1. Cuando tu hijo tenga que tomar un medicamento o te vea tomando tú mismo uno, es el momento para explicarles que sólo deben tomar fármacos o pastillas cuando un adulto de confianza se lo proporciona. Es importante aprovechar para explicarles que las pastillas afectan al organismo y es importante conocer los efectos antes de tomar algo y esto, solo es posible si un adulto que conozca el medicamento nos indique que lo tomemos. Al hacer esto, fomentamos que los niños comiencen a tener un pequeño miedo o respeto a las sustancias que toman.

2. Cuando estés viendo la televisión con tu hijo y aparezca el asunto de las drogas puedes comentar con él el tema, preguntar sus ideas sobre el asunto y tratar de conocer qué saben sobre las drogas para poder conectar con estas primeras ideas y explicarles la realidad.

En ningún caso hay que apagar la televisión, decirle que este tema “no es para él” porque es todavía pequeño o evitar abiertamente hablar de ello, esto puede provocar que tu hijo sienta una mayor curiosidad por las drogas y cuando llegue a la adolescencia quiera desafiar tu autoridad con un tema que sabe que es tabú en casa.

3. Una buena idea es interesarte por conocer la información que tu hijo recibe de las drogas a través del colegio, puedes solicitar al colegio que aborden el tema si consideras que no lo hacen o no lo hacen de forma suficiente.

4. Pregunta a su tutor si algún niño del colegio ha tenido contacto con las drogas, si tu hijo tiene amigos mayores o si se han producido incidentes al respecto en cursos más avanzados. Con esta información puedes hablar con tu hijo, con tranquilidad y sin miedos, en un espacio de confianza que le anime a participar y a expresar sus inquietudes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *