Cada vez vivimos con más prisa. Parece que no son suficientes las veinticuatro horas del día para todo lo que tenemos que hacer. Además, las exigencias hacia las mujeres son cada vez mayores, y parece que ¡hasta embarazadas hay que ser 10! ¿Es bueno seguir el mismo ritmo laboral durante el embarazo? ¿Puede afectar el estrés al pequeño que está creciendo?

estres-embarazada

Durante mi embarazo tuve la enorme suerte de poder parar en el trabajo y tomármelo con tranquilidad. Podía dormir más, comer varias veces al día y cuidar lo que comía, pasear y descansar. Fui una afortunada pero tenía la sensación de que no todo el mundo lo veía igual. Muchos se apresuraron a decirme que “estar embarazada no es estar enferma y que una embarazada puede hacer las mismas cosas“. Yo siempre respondía lo mismo, “Desde luego, ni enferma ni incapacitada, pero con un ritmo diferente

A pesar de que no existen conexiones directas entre el sistema nervioso de la madre y el feto que se está desarrollando en su útero; no cabe duda que el estado psicológico de la madre va a tener efectos sobre el feto y sobre su desarrollo.

¿Cómo afecta el estrés?

Cuando experimentamos tensión y ansiedad las personas segregamos un gran número de hormonas. En el caso de la mujer que está embarazada, cuando se encuentra ansiosa por algún acontecimiento o preocupación, su cuerpo segrega diferentes hormonas que se distribuyen por el torrente sanguineo, llegando, por tanto a la placenta. Entre éstas hormonas se encuentra la adrenalina que disminuye la cantidad de sangre que llega a la placenta. Si esta tensión es puntual, no tiene por qué producirse ningún daño en el feto, pero, si por el contrario la ansiedad persiste en el tiempo,  el exceso hormonal que llega al feto puede causarle daños a largo plazo.

También se ha visto que, los movimientos del feto están muy relacionados con la situación de la madre. El feto se mueve más y muestra mayor irritabilidad cuando la madre se encuentra fatigada o ansiosa. De alguna manera, se puede decir que la madre está transmitiendo su tensión al feto que se está desarrollando.

¿Qué podemos hacer?

Durante el embarazo, sencillamente necesitamos llevar otro ritmo de trabajo y, de alguna manera, es bueno que cuidemos las experiencias que vivimos durante esa etapa. No hay que preocuparse por un momento de tensión, pero no podemos estar mucho tiempo sometidas a un fuerte estrés. Algunos consejos que puedes tener en cuenta durante tu embarazo son:

  • Tómate más descansos en el trabajo y utilízalos para mover las piernas, descansar físicamente y pensar en otras cosas. 
  • Si tienes tareas en tu trabajo muy exigentes, pide ayuda y evita la sobrecarga.
  • Reserva más horas del día para poder dormir más. Durante el sueño segregamos la hormona del crecimiento, y ésta es fundamental para nuestro bebé que está creciendo a toda velocidad.
  • Come cinco veces al día, menos cantidad. Además de cuidar que la alimentación sea saludable, se debe comer más veces y menos cantidad para poder asegurar el aporte nutritivo que necesitas de forma más constante. Pero recuerda ¡no hay que comer por dos!
  • Pide a los tuyos que te mimen. No es una buena época para recibir malas noticias, tomar decisiones importantes o poner tu vida patas arriba. Habla con los tuyos y pide ayuda cuando la necesites. ¡Déjate cuidar que sólo son nueve meses y pasa volando!

2 Comments on El estrés durante el embarazo

    • Hola Nancy. Me alegro que te sea útil la información. Cualquier comentario sobre los contenidos de los que trato me encantará conocerlo. Puedes contactar conmigo para opiniones, dudas y sugerencias. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *