El parto se produce en torno a las 40 semanas de gestación, aunque se considera normal si está en torno a las 37 y 41 semanas, contando desde el último día de la última menstruación.

 

La mayoría de partos se producen, hoy en día, en el hospital bajo una cuidadosa supervisión médica. Sin embargo, esto no quiere decir que sea necesario usar medicamentos en todos los partos ni que se requieran largos periodos de hospitalización. Las clases previas de preparación al parto ayudarán a la madre a vivir este momento con mayor seguridad.

¿Cómo se produce el parto?embarazada en el hospital

El parto se produce por las contracciones de la matriz que empujan y ayudan al feto y la placenta a salir al exterior. Las contracciones suelen comenzar a presentarse de forma esporádica en las últimas semanas del embarazo, las embarazadas suelen describir las contracciones como un endurecimiento involuntario del vientre. A medida que el momento del parto se acerca, las contracciones deben ir haciendose más ritmicas, frecuentes e intensas. Nomalmente se dice que comienza el parto cuando las contracciones se repiten con una frecuencia de dos cada diez minutos durante más de una hora. Además, éstas comienzan a ser dolorosas.

 

El parto suele dividirse en tres momentos o fases: 

Período de dilatación: el periodo de dilatación es muy variable en las mujeres, en las primerizas es mayor y supone el periodo que el cuerpo necesita para abrir la matriz y permitir que el bebé salga al exterior.

Periodo de expulsión: gracias a las contracciones y el esfuerzo de la madre el bebé sale al exterior. La duración de este periodo es muy variable, hasta las dos horas es considerado normal.  

Periodo de alumbramiento: este se produce una vez que ya ha nacido el bebé y supone que el útero continué contrayéndose para expulsar la placenta. Este proceso puede durar en torno a 30 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *