El embarazo dura en torno a las 38 semanas, o lo que es lo mismo, 266 días. Sin embargo, sólo un 5% de los embarazos finalizan el día previsto. Un retraso de hasta 14 días, o un adelanto similar está dentro de lo normal. Durante estos 9 meses, la primera célula que se formó en la unión del espermatozoide con el óvulo – en la fecundación -, comenzará a dividirse y diferenciandose en lo que será una nueva vida. Y después, ¿Qué sucede el primer trimestre del embarazo?

embarazada mes a mes

El primer mes

Durante la primera semana, menos de la mitad de los cigotos logran sobrevivir, aquellos que lo logran han sufrido un proceso de división celular pasando en una semana de ser una célula a varios centenares. En este momento le toca enfrentarse a una nueva etapa difícil, la adhesión a la pared uterina, para lo cual, tras recorrer las trompas de falopio comienzan a sumergirse en el endometrio donde se instalará. En el séptimo día desde la fecundación, y si todo ha ido bien, el embrión comienza a obtener alimento de la madre – sin que ella todavía pueda notar nada -.

Durante la segunda semana desde la fecundación, el embrión duplicará su tamaño día tras días, y comenzará a diferenciarse una pequeña línea o eje, lo que será la médula espinal. Entre el día 14 y el 17, se construirán el saco vitelino, el cordón umbilical, la placenta y la bolsa de las aguas. Se podría decir, que el pequeño embrión se está construyendo su casa para los próximos meses.

La actividad en este momento es incesante y puede tener lugar alguna pequeña hemorragia, coincidiendo justo con el momento es que la madre esperaba la menstruación, aunque nada tiene que ver con ella.

En la tercera semana comienza a desarrollarse el sistema nervioso, diferenciandose lo que será el tubo neural con las primeras neuronas (células nerviosas). Durante la cuarta semana, la cabeza y se diferencia como la parte más grande del embrión. El corazón comienza a latir el día 25 y el hígado comienza a producir glóbulos rojos.

A esta altura del embarazo la madre puede sufrir los famosos mareos debido a los reajustes hormonales que su cuerpo está realizando. Su futuro hijo es todavía muy pequeño ya que pesa menos de 1 gramo.

El segundo mes

En la quinta y sexta semana del embarazo se comienzan a diferenciar los ojos, el oído externo, la nariz y los dedos. El cerebro embrionario comienza a enviar señales a los músculos y las neuronas se multiplican de forma vertiginosa (miles al minuto).

Según los especialistas, en la octava semana de embarazo, el embrión pasa a considerarse un feto que ya debe pesar alrededor de 5 gramos. La placenta y el cordón umbilical se han desarrollado en las semanas pasadas dejando que el feto comience a disfrutar de cierta movilidad, flotando en la cavidad uterina en el líquido amniotico donde se mantiene a una temperatura ideal.

Estos dos primeros meses de embarazo son los más delicados del desarrollo intrauterino, qn el que pueden producirse alteraciones en la formación de los órganos.

El tercer mes

Durante el tercer mes de embarazo, el desarrollo del cerebro continuará siendo vertiginoso, el feto comenzará a pasar por periodos de sueño y de vigilia demostrando su gran actividad, se multiplicarán los movimientos espontaneos -sobre todo cuando la madre está en reposo- y será en este mes cuando el feto pueda abrir los ojos. Al final del tercer mes, tendrá lugar un acontecimiento fabuloso, comenzarán a emitir señales las neuronas de la sustancia gris del cerebro (el neocortex) asociadas a las funciones superiores asociadas con la inteligencia y la interpretación y el procesamiento de las señales que envían los sentidos.

Al finalizar el primer trimestre del embarazo tenemos un feto que pesará alrededor de los 20 gramos y medirá en torno a los 9 cm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *