Dedicar un tiempo del cuidado de nuestro bebé realizando un suave masaje ha demostrado ser una práctica beneficiosa para su desarrollo. En este video se explica y se muestra cómo puede realizarse. Es importante durante el masaje ponernos frente a nuestro hijo mirarle y mostrarle nuestro cariño, recordad que no se trata de una serie de ejercicios, sino de un momento de cuidado cara a cara ideal para comunicarnos con nuestro hijo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *