Gracias al gateo nuestros hijos aprenden nuevas habilidades importantes en su desarrollo psicomotor como coordinación visomotriz o la orientación espacial. Pero además, es una oportunidad para aumentar sus oportunidades de aprendizaje y experimentación del entorno. ¿Podemos estimularle para que gatee? ¿Cómo podemos favorecerlo?

favorecer-gateo

Aunque algunos bebés no llegan a gatear nunca y no es una etapa imprescindible en su desarrollo, sí es una etapa importante. Como padres, podemos hacer muchas cosas para favorecerlo. Aquí te doy algunas ideas:

 1. Permite a tu bebé que pueda pasar tiempos en el suelo.

Puedes diseñar una zona de la casa segura para esto, alejándo objetos que puedan ser peligrosos y permitiéndole un gran espacio para su movilidad. Reserva un tiempo diario para realizar juegos en el suelo, y permanece junto a él.

2. Deja objetos interesantes para él en el suelo a diferentes distancias.

Esto hará que el espacio sea interesante para tu bebé y aumentará sus deseos de poder desplazarse por sí mismo. Acércale los objetos cuando todavía no gatee, pero si observas que comienza a gatear permitele que llegue por sí mismo.

3. No hay que “agobiarse” porque gatee de una forma determinada

Tu bebé puede aprender a sujetarse con los brazos y arrastrar el culete, lo importante del gateo es que cumpla su función, es decir, que tu bebé pueda explorar su entorno más cercano y desplazarse por sí solo, la forma importa menos.

4. Protége sus rodillas.

Si tu bebé se pone de rodillas y gatea largas distancias es posible que se dañe la piel suave y delicada de sus rodillas. Un pantalón largo puede ayudar a que no se haga daño y pueda gatear con comodidad.

5. Permite que se ensucie.

Con una higiene adecuada no importa que tu pequeño juegue en el suelo, si te molesta mucho que estropee la ropa, puedes utilizar una especie de “ropa de juego”. Lo importante es que el niño esté cómodo y libre para explorar su ambiente.

6. Permanece siempre con él.

Durante los tiempos en que dejes que tu bebé permanezca en el suelo debe permanecer un adulto siempre a su cuidado. En esta etapa a veces, subestimamos la capacidad de un bebé y su curiosidad, y puede acabar en situaciones peligrosas. Resevate a diario un tiempo para poder realizar estos juegos en el suelo con tu bebé y permanece siempre vigilando.

7. Utiliza todas las medidas de seguridad.

Proteger enchufes que estén al alcance de nuestro bebé, impedir que pueda acercarse a ventanales abiertos o balcones, cuidar que se acerque a escaleras y vigilar los objetos que están a su alcance en el suelo son algunas de las medidas de seguridad que debemos adoptar en el hogar para asegurar un gateo seguro.

8. Celebrar cada logro de nuestro bebé.

Si tiene espacios y tiempos para gatear y explorar su ambiente junto a nostros podremos ir observando día a día grandes evoluciones. Para nuestro bebé somos su referente y si nos ponemos contentos, él estará contento y sabrá que lo que está realizando “es bueno” y estará más animado ha continuar avanzando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *