– Realiza juegos de imitación

Prueba a situar a tu bebé enfrente de ti y comienza a realizar gestos como sacar la lengua, sonreir, abrir o cerrar la boca lentamente, etc. Podrás ver como tu bebé te observa atentamente y comienza a tratar de realizar el mismo movimiento. Al principio, sus movimientos serán muy aproximados, pero con el tiempo verás resultados fantásticos. La imitación es para tu bebé un medio fundamental para el aprendizaje y, como podrás observar, está presente desde el nacimiento.

 

madre con su bebe

– Colocate a la distancia óptima

Cuando nuestro bebé llega al mundo no tiene desarrollada la visión igual que un adulto, sino que va a necesitar unos meses para ir comprendiendo el mundo a través de la visión. Según los estudios realizados al respecto, la distancia a la que el bebé puede ver mejor es a objetos que están entre 20 y 30 centimetros de sus ojos. Ésta es la distancia que hay entre su cabecita y la cara de la madre cuando el bebé está en posición de mamar. En los primeros días, sitúate frente a el bebé dejando esta distancia entre sus ojos y tu cara para que pueda comenzar a reconocerte.

 

– Realiza juegos de sonidos

Hazte con un pequeño sonajero o aparato musical para los primeros días de la vida de tu hijo. Puedes hacer sonar un pequeño sonajero suavemente cuando esté despierto, intercambiando el sonido de un oído a otro y observar cómo reacciona. No te asustes si en los primeros días observas que escucha mejor a través de un oído que de otro, esto es normal. Al igual que el sentido de la vista, también tu hijo necesita continuar desarrollando el sentido de la audición y comprendiendo los sonidos que le llegan del entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *