¿Cómo ayudar a nuestros hijos en los estudios?

Un principio fundamental de la educación es la COHERENCIA, es muy importante que nuestros hijos no reciban diferentes valores, conocimientos o manera de hacer las cosas. La coherencia y la colaboración entre la familia y el colegio es, en este sentido, fundamental.

En función de la edad de nuestro hijo nuestra presencia en el centro educativo puede variar. En términos generales, una entrevista al trimestre puede ser suficiente para lograr una adecuada colaboración entre padres y profesores. En estas reuniones algunos aspectos que podemos tratar son:

padre ayudando a su hijo

La disposición de nuestro hijo hacia el estudio

Podemos ver qué interés muestra nuestro hijo hacia el estudio, si va tirando con el mínimo esfuerzo o si se esfuerza pero no logra los resultados esperados, si está interesado en todas las materias o solo trabaja en aquellas que le interesan especialmente y también, si perservera en la realización de actividades o por el contrario, se desanima con facilidad.

El desarrollo de sus competencias

Otro aspecto a tratar es el ritmo de su desarrollo en diferentes competencias, tratando de ir más alla de las calificaciones obtenidas en cada materia y obteniendo información de sus avances y de los obstáculos que encuentra a la hora de aprender determinadas materias. Esta información puede ser muy útil para reforzar determinados aprendizajes desde casa y para poder premiar y estimular según el avance y el esfuerzo de nuestro hijo.

La relación con sus compañeros

La visita al colegio es un momento perfecto para preguntar acerca de la socialización de nuestro hijo. Es aquí cuando podemos averiguar aspectos como si tiene o no problemas para relacionarse con sus compañeros, de que manera soluciona los conflictos, que rol o posición ocupa en la clase en relación a sus iguales (es el líder, el tímido, el charlatán…) Esta información nos puede servir para detectar, en un momento dado, situaciones difíciles que nuestros hijos puedan estar viviendo en el colegio. No se puede olvidar que, nuestros hijos van al colegio a aprender, pero también es allí donde desarrollan sus habilidades sociales a través de las relaciones que tienen con sus iguales.

Los valores que se fomentan desde el centro educativo

Otro aspecto a tratar es conocer que tipo de valores se están trabajando desde el centro educativo para poder apoyar esa misma línea desde el hogar. Si en el colegio están trabajando la educación sexual puede ser un buen momento para comenzar a tratar ese tema en casa o si en el colegio se va a desarrollar un programa de educación para la salud, desde casa podemos potenciar la responsabilidad de nuestro propio hijo en su cuidado personal (importancia de lavarse los dientes, la alimentación…)

En definitiva, con la colaboración con el centro educativo logramos una información más cualitativa del avance de nuestros hijos, dejando en un segundo plano la información más cuantitativa que es la que nos llega a casa a través de las notas trimestrales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *